El proceso de fritura generalmente es continuo. Los freidores pueden ser de calentamiento interno con intercambiador incorporado o por tubos sumergidos en el aceite de fritura. También a pedido el calentamiento es realizado por calentadores a serpentina externos directos o indirectos con bomba de circulación de aceite. En todos los casos se utilizan quemadores de gas.
La selección del tipo de freidor a emplear, depende de la gama de diferentes productos a elaborar y sus distintos parámetros de proceso. Normalmente la selección requiere un análisis conjunto con el cliente.

El producto que sale del freidor cae sobre una zaranda vibratoria cuya finalidad es promover el escurrido del exceso de aceite que pueda contener. Seguidamente, ingresa en un tambor rotativo donde recibe docificadamente  sabores en polvo ó líquidos pulverizados. Puede opcionalmente agregarse un enfriador para garantizar que el producto ingrese a la envasadora a temperatura ambiente.

Descargar folleto pdf